Tengo un alojamiento dog-friendly y no sé cómo definir mi política de acceso a clientes con perro ¿Qué cuestiones debería tener en cuenta?

Descubre nuestros consejos para garantizar la mejor experiencia de tus clientes con perro y potenciar las reservas directas.

Definir una política de acceso a perros acorde a las características de tu alojamiento, es imprescindible para asegurar una buena experiencia para los clientes con y sin perro. Desde Dog Vivant te proponemos 10 preguntas sobre las que deberías reflexionar para garantizarte el éxito:

 

landing_dogvivant_0003_encuesta_alojamientos

  1. ¿Qué tamaño de perro y que nº de perros por huésped vas a admitir?
  2. ¿Vas a cobrar algún tipo de suplemento? Si es así, ¿cuál será el importe por perro/noche?
  3. ¿Vas a desarrollar una hoja de descargo de responsabilidad, cobrar algún tipo de fianza o solicitar un nº de tarjeta?
  4. ¿Vas a solicitar algún tipo de documentación? (cartilla veterinaria, licencia en el caso de PPPs…).
  5. ¿Vas a destinar todas las habitaciones a tus huéspedes con perro o vas a limitarlo? Si vas a limitarlo, ¿cuáles serían las más adecuadas? (habitaciones sin alfombras, habitaciones alejadas de las zonas con mayor paso de gente…).
  6. ¿A qué zonas comunes va a poder acceder un huésped con su perro? Por norma general, los perros deberán ir con correa y junto a su responsable por todas las zonas comunes. Si tienes alguna zona verde o jardín en el que puedan corretear libres, os lo agradecerán, pero no es imprescindible.
  7. ¿Vas a permitir que se queden solos en la habitación, vas a prohibirlo o vas a permitirlo con ciertas condiciones?
  8. ¿Qué protocolo de limpieza vas a seguir para evitar problemas con otros clientes alérgicos que puedan alojarse posteriormente?
  9. ¿Qué información de interés puedes ofrecer a un viajero con perro? (veterinario con servicio de urgencias, guardería, peluquería canina…cercanos, puntos de interés cercanos, etc.).
  10. ¿Vas a ofrecer algún extra que mejore su experiencia? (camita, bebedero, chuches, bolsitas...).

 

Si tú no convives con perros, es posible que se te escapen algunos matices a la hora de definir esta política y actividades. Consulta con personas cercanas que tengan perro, con clientes actuales o directamente con Dog Vivant.  Es importante que dediques un tiempo a pensarlo, analiza bien los pros y los contras y ten en cuenta que, bien gestionado, un huésped con perro puede ser una gran fuente de rentabilidad.

Cuidado con el tono y las formas de comunicación: con amabilidad y empatía se consigue más que con un estilo “agresivo” de prohibiciones. Evita que tus huéspedes con perro puedan sentirse como “delincuentes”: 6 cosas que crees que son dog-friendly y no lo son

Una vez definida tu política de acceso a perros, es imprescindible que la compartas con todos los miembros de tu equipo y con los potenciales huéspedes en todos tus canales: en tu web, en todas las plataformas donde anuncies tu alojamiento, al formalizar la reserva y al hacer el check-in. De esta forma, no solo mejorarás la gestión de tus huéspedes y evitarás "sorpresas", sino que favorecerás la reserva directa de potenciales clientes.

 

Suite_Pro_Habitos_Turismo_Perro_1

Si te has quedado con ganas de más, nosotros podemos echarte "una patita" a la hora de adaptar, implementar y difundir tu política de "perros bienvenidos". Descubre el I Informe sobre "Hábitos de Turismo con perro", una herramienta que te ayudará a fomentar tu lado dog-friendly de forma eficiente y profesional.

 

 

¡Esperamos que te sirva de ayuda! Para más información visita este enlace: Consejos de "dogvivencia"