¿Está permitida la entrada de clientes con perro en mi restaurante/bar/cafetería?

Te explicamos todo lo que tienes que saber en cuanto a la normativa al respecto del acceso de personas con perro en establecimientos de hostelería.

Seguro que te has preguntado en numerosas ocasiones si la entrada de perros en tu local está realmente permitida. También habrás oído a clientes u otros hosteleros asegurar que Sanidad lo prohíbe. Desde Dog Vivant queremos aclararte todas las dudas al respecto para que estés bien informado.

En primer lugar, tienes que saber que la Normativa nacional de Sanidad que aplica en estos establecimientos (tanto el Reglamento (CE) nº 852/2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios como el Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre, por el 

Athos El Chucho Cerveceroque se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas)

NO prohíbe la presencia de animales en zonas de consumo o degustación, es decir, en las zonas de restaurantes, bares y cafeterías destinadas a los clientes.

La confusión se produce porque SI lo prohíbe en zonas de elaboración, manipulación, envasado, almacenamiento o venta de alimentos, es decir, cocina, almacén, venta de pan, zonas bufet... Si tu local cuenta con zonas de este tipo dentro del mismo espacio que disfrutan los clientes, tendrás que solicitar al ayuntamiento que delimite las zonas claramente.

 
La prohibición en zonas de consumo se deja a decisión de autoridades locales (Gobierno Autonómico, Ayuntamiento...) por lo que en España podemos encontrar tres casos en función de sus ordenanzas de tenencia de animales (sección "acceso a espacios públicos" o "prohibiciones"):
  1. Municipios en los que existen restricciones: la normativa debe expresar claramente la prohibición en bares, restaurantes, cafeterías o, en su defecto, en las zonas de consumo de alimentos.
  2. Municipios cuya normativa deja la decisión en manos del propietario del local: la normativa debe especificar claramente la potestad de cada establecimiento para gestionarlo a su criterio. Normalmente, se especifica también en qué casos (en caso de prohibición o en caso de permisión)  debe señalizarse mediante un distintivo en la puerta.
  3. Municipios cuya normativa no especifica nada al respecto: si la ordenanza no especifica nada o simplemente reproduce lo indicado en la Normativa nacional de Sanidad, se entiende que no existe prohibición. No suele ser habitual pero, en este caso, recomendamos verificar que tampoco existe prohibición en la normativa provincial o autonómica.
 
Para ayudarte, hemos elaborado un mapa que informa sobre la normativa de los principales municipios del país. Puedes acceder a él desde aquí: 

Ver mapa con más de 100 ordenanzas municipales clasificadas

mapa_ordenanzas_dogvivant

Una vez localizada, te recomendamos tener impresa la normativa correspondiente para poder mostrarla en caso de consultas o quejas. En caso de insistencia, no te preocupes, solicita el nombre del documento que recoge dicha prohibición a la que hace referencia y así podrás contrastar la información.

 

Y si tienes dudas sobre cómo interpretar la normativa de tu municipio, o no la tenemos recogida, puedes consultar a tu ayuntamiento, a las asociaciones profesionales con las que trabajes o si prefieres, consulta con nosotros.

 

Para más consejos como éste visita nuestro Blog de Negocios Dog Vivant.